Mutum Post

Cómo gestionamos el estrés y garantizamos el bienestar laboral

por | Nov 26, 2020 | Codesarrollo, Cultura corporativa

Estrés laboral

En Junio 2019, la International Labour Organization (ILO), en el marco de la Declaración del Centenario de la ILO para el Futuro del Trabajo adoptó la siguiente declaración: “las condiciones de trabajo seguras y saludables son fundamentales para un trabajo digno”.

Hoy, esta declaración se hace especialmente significativa: se trata de garantizar la seguridad y la salud. Es un reto social en el que todos tenemos responsabilidad, desde la Administración Pública hasta las empresas y las personas, a título individual.

 

El impacto en las condiciones de trabajo

La actual situación ha puesto patas arriba a todas las organizaciones, modificando las condiciones de trabajo a todos los niveles. Cambios que afectan tanto a los aspectos físicos como a la forma en que nos relacionamos. Todo ello está repercutiendo en nuestro estado de ánimo y en nuestra salud.

Para ejemplificar el impacto en las condiciones de trabajo, me remito a una experiencia que tuve recientemente al ir a comprar a un local comercial afectado por las últimas restricciones:

Habían tenido que modificar el acceso al centro comercial. Algunas zonas de estanterías estaban cerradas al público. Se veían algunos empleados que se debatían entre su nuevo rol de vigilantes y el de satisfacer las necesidades del cliente. Fue una sensación desconcertante. Aunque todos nos esforzábamos en dar una apariencia de normalidad a lo que estaba pasando, en realidad sentimos que ya nada era normal.

 

La necesidad de adaptación

Esta necesidad de adaptación constante junto con la incertidumbre sobre lo que nos depara el futuro, nos mantiene en un nivel de estrés sostenido y nos sentimos cansados física y mentalmente.

Desde nuestra experiencia con distintas organizaciones, estas son las principales fuentes de estrés laboral:

1. Aspectos relacionados con el entorno físico y las necesidades materiales:

Por ejemplo, debido a la falta de material tecnológico para desarrollar la actividad de teletrabajo y la necesidad de familiarizarse con su uso rápidamente.

Tener que trabajar en casa, en un entorno que no está pensado para ello.

La necesidad de disponer y usar equipos de trabajo y protección adecuados para evitar el contagio.

2. La carga de trabajo, el ritmo y los horarios.

Carga de trabajo desequilibrada, sea por exceso o por defecto.

Los cambios de hábitos han provocado que se alarguen las jornadas de trabajo y no se dedique suficiente tiempo al descanso.

Además de cambios en los procedimientos de un día para otro y que se implantan sin la suficiente información.

3. La conciliación de la vida personal y laboral. Un reto social que ya teníamos sobre la mesa y esta crisis ha puesto más de relieve, si cabe. Definitivamente, las necesidades de atención familiar se han hecho más evidentes.

Los cierres de escuelas y guarderías, la atención a los mayores, los trabajos domésticos, el teletrabajo han generado una sobrecarga, asumida en su mayoría por mujeres.

Estas situaciones de estrés requieren acciones urgentes y valientes.

 

¿Qué podemos hacer desde nuestra responsabilidad como líderes?

Destacamos tres puntos en los que enfocarnos para mejorar el bienestar laboral:

1. Reforzar el liderazgo que sitúa a las personas en el centro.

Crear entornos comprometidos con la salud y el bienestar. Esto implica propiciar una práctica empresarial, con una visión a medio plazo, en la que éste sea uno de los ejes de la cultura corporativa.

Apoyar proyectos participativos que den visibilidad a los distintos puntos de vista sobre los problemas y situaciones, así como evaluar las nuevas oportunidades.

En definitiva, potenciar buenas prácticas basadas en la escucha autentica y el respeto a las personas.

Desde Cataliza, estamos ya colaborando con grupos de líderes comprometidos con el bienestar y el refuerzo de su liderazgo, y hemos podido comprobar cómo el desarrollo profesional ha proporcionado un marco que ha facilitado compartir los retos y encontrar soluciones que de manera individual serían más limitadas en su resolución. Compartir y dedicar tiempo de calidad, fomenta un crecimiento organizacional que evita riesgos sociolaborales en situaciones excepcionales como la actual.

2. Comunicación, formación e información.

Proporcionar información clara, abierta y fiable ayuda a disminuir los sentimientos de preocupación, desconfianza o ansiedad.

Comunicar los riesgos y las medidas preventivas, los derechos y las obligaciones en el cumplimiento de las medidas de protección se convierte en un valor indispensable.

En estas situaciones, es importante saber a quién dirigirse en caso de dudas.

Finalmente, implementar una “agenda de salud y bienestar” con iniciativas bien planificadas que promuevan una cultura de bienestar dentro de la empresa se hace cada vez más apremiante.

3. Procurar algún tipo de servicio de atención y apoyo personal.

Están funcionando muy bien los servicios enfocados a proporcionar ayuda inmediata ante situaciones complejas tanto familiar como laboralmente. Estos servicios pioneros en España, como la que ofrece Amara, se han especializado en ofrecer una línea telefónica y telemática de atención al bienestar personal con un enfoque global, atendiendo tanto aspectos emocionales como de relación familiar, personal o profesionales, en coordinación con la estrategia de Seguridad y Bienestar / Prevención de Riesgos Psicosociales.

Estas iniciativas de atención individualizada junto con la creación de grupos de ayuda mutua (grupos de codesarrollo profesional) alrededor de temas de liderazgo, organización y bienestar son una respuesta segura y completa a las empresas que empatizan con la situación actual y creen que el activo más importante de las organizaciones son las personas.

Próxima Sesión Gratuita Codesarrollo Profesional: 21 Enero 2021.

Entradas

Relacionadas

Liderazgo humanista

Liderazgo humanista

Mutum Post   2021 pide energía a sus líderes. Energía para crear un futuro optimista e innovador sobre una base realista de retos y capacidades. Los líderes deben combinar el cuidar a las personas, fatigadas por un largo año de Covid, con un plan de trabajo...

leer más

Descubre el potencial de la inteligencia colectiva ante los desafíos actuales

 

Te invitamos a una sesión online gratuita de

Codesarrollo Profesional

Gracias,

Share This