Mutum Post

La complejidad requiere el uso
de la Inteligencia Colectiva

por | Abr 30, 2020 | Codesarrollo, Inteligencia colectiva

Puzzle

La creciente complejidad del mundo económico, social y político actual es un fenómeno sin precedentes en la historia de la humanidad. Sujetas a todos estos eventos, las empresas se ven obligadas a adaptarse y reorganizarse constantemente para sobrevivir y desarrollarse. Nos enfrentamos a un cambio sin precedentes en nuestros negocios y, en particular, a la relación con el trabajo, especialmente con las nuevas generaciones X e Y inmersas en un mundo digital.

El cambio ya no es lineal, es impredecible, circular y sistémico. Resulta imposible administrar el mundo de hoy con patrones y soluciones del pasado. Las organizaciones taylorianas y jerárquicas se ven sustituidas por modelos de gobernanza basados en la Inteligencia Colectiva y la acción reflexiva.

La Inteligencia Colectiva permite afrontar los imprevistos y los cambios a través de reflexiones y acciones colectivas, las dificultades se resuelven conjuntamente y persiguen un objetivo común. Implica cambios de comportamientos importantes que tienen impacto sobre la cultura, las creencias, las competencias, las maneras de comunicarse, la organización y el funcionamiento de la empresa. Da lugar a una forma evolutiva, participativa y más eficiente de gestionar equipos y empresas.

Es importante entender la diferencia entre comunicación colectiva y reflexión colectiva, en la primera se trata de intercambio de información mientras que en la segunda hay una cooperación intelectual de cada uno que da lugar a una nueva información o una “creación colectiva”. Se podría definir como la consecuencia de una interacción entre los conocimientos, las experiencias, las competencias y las diferencias de cada miembro del grupo.

Una de las herramientas para movilizar y desarrollar la Inteligencia Colectiva,  es el Codesarrollo Profesional, una metodología de origen canadiense, que han adoptado muchas organizaciones europeas para acompañar su transformación y que empieza a tener éxito en las empresas españolas.

El método consiste en organizar y facilitar pequeños grupos, en los que participan, durante varios meses, ejecutivos de una misma o de distintas empresas con un interés en común:  ayudarse a reflexionar y resolver situaciones profesionales reales gracias a un proceso grupal probado y potente.

El beneficio es claro. El codesarrollo profesional les permite tener un tiempo de reflexión sobre su práctica profesional e intercambiar con sus homólogos, en total confianza, experiencias y buenas prácticas fomentando la colaboración y la innovación.

Ante una situación tan compleja y difícil como la que estamos viviendo, resulta aún más importante propiciar estas comunidades de aprendizaje para conseguir organizaciones más agiles e inteligentes.

En las últimas sesiones virtuales que hemos facilitado, el trasfondo del COVID-19 aparece en cada ocasión, pero lo interesante no es tanto el contexto sino como la persona vive lo que está escuchando de los otros, su peculiar visión del mundo. Gracias a esa retroalimentación a través de preguntas y también de sugerencias, la propia persona se dota de herramientas para su día a día, una realidad en la que ella va a ser la protagonista. Los participantes-consultores, al ponerse al servicio del cliente, ofrecen de manera sincera sus mejores cualidades, su experiencia, su particular manera de afrontar el reto. El “grupo de pares” con el que interactúas se convierte en el terreno seguro en el que compartir aprendizajes y experiencias.

En particular, hace unos días, una profesional de los Recursos Humanos de una empresa farmacéutica nos comentaba cómo el teletrabajo había transformado la dinámica de la empresa. Se han habituado a la situación excepcional con pasión y verdadera vocación de servicio al cliente. Los equipos se han seguido reuniendo y los comerciales aprovechan para seguir formándose.

En la conversación, nos hizo saber cuánto le había ayudado participar en la última sesión de codesarrollo profesional. Su reto no era fácil, formar a un equipo de directivos sin disponer de recursos para contratar formación especializada. Tras la sesión se sintió empoderada y con ideas para co-crear un buen plan de comunicación paralelo a su plan formativo. Contar con las experiencias y las diferentes perspectivas del grupo de profesionales con los que participó, le ha permitido crear un plan de acción además de aumentar su motivación para llevarlo a cabo.

Otra ventaja de la inteligencia colectiva es, que al contar con el apoyo del grupo de pares con el que interactúas, te empodera, hace que te sientas responsable de llevar a cabo el plan de acción que habías previsto, te das cuenta, por ejemplo, de la necesidad de involucrar a los stakeholders para que el Plan de Negocio de la Organización no sea algo separado del Plan de Recursos Humanos. Esos insights fueron posibles gracias a la participación, en una sesión de codesarrollo profesional, de dos Directores Generales que veían esencial que el Plan de Personas se vinculara directamente a los objetivos de la empresa.

Ese efecto ¡wow! puede durar un día, una semana o por el contrario tener efectos inocuos en la organización. ¿Y de qué depende? En el codesarrollo profesional no depende sólo de los participantes o del facilitador o del reto, depende de todos y con todos, porque se co-crea. Esa es la magia.

Relacionadas

Entradas Relacionadas

Descubre el potencial de la inteligencia colectiva ante los desafíos actuales

 

Te invitamos a una sesión online gratuita de

Codesarrollo Profesional

Gracias,

Share This